CONAF destaca trabajo comunitario con pueblos indígenas en su día nacional

El trabajo desarrollado por la Corporación en Tarapacá apunta a acciones de restauración y enriquecimiento ecológico, además de fortalecimiento de infraestructura turística, en un contexto de respeto a su cosmovisión.
Potenciando el trabajo participativo y colaborativo con los pueblos originarios, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) recuerda este 21 de junio el Día Nacional de los Pueblos Indígenas, establecido en la Ley N° 21.357.

En el marco de este día, el director ejecutivo de CONAF, Christian Little, destacó el “trabajo mancomunado que tenemos a lo largo del país con nuestros pueblos indígenas, desarrollando especialmente acciones de restauración y enriquecimiento ecológico, basados en las tradiciones culturales, recogiendo la cosmovisión y saberes tradicionales, sobre la base del principio de respeto, reciprocidad y promoviendo el trabajo comunitario”.


Las actividades de CONAF con los pueblos originarios también se registran en el norte del país con las comunidades aymaras de la Región de Tarapacá, con quienes se está realizando un importante trabajo junto a la comunidad indígena aymara de Enquelga, ubicada al interior del Parque Nacional Volcán Isluga, para el manejo de bofedales altiplánicos con un enfoque ancestral, iniciativa que incluso ha sido destacada a nivel internacional.

También resaltan las obras de mejoramiento de las termas de Enquelga, importante atractivo turístico ubicado al interior del parque que gracias a un proyecto financiado por CONADI y ejecutado por CONAF, beneficiará a la comunidad con importantes renovaciones del mobiliario.

Al respecto, Natalia Ortega, directora regional de CONAF, destacó la relación de colaboración y de trabajo conjunto desarrollado con las comunidades de la región y, en especial, con la comunidad de Enquelga. “En el marco de este nuevo Machaq Mara, hemos querido expresar y renovar nuestro compromiso de trabajo y de aprendizaje constante de nuestros pueblos originarios; por eso nos hemos reunidos con sus dirigentes para desear un feliz inicio de ciclo y fortalecer este vínculo para construir un desarrollo armónico y duradero”.

Cabe destacar que el 21 de junio se produce el solsticio de invierno, fenómeno considerado por los pueblos indígenas como un renacer, ya que es la época en que la tierra se prepara para su nuevo tiempo de fertilidad, celebración marcada por el retorno de un nuevo ciclo solar, que irá aumentando la cantidad de luz hasta la llegada a su plenitud, que corresponde al solsticio de verano, el 21 de diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Te pillamos pu\'compadre !!