Especialista entrega las principales claves para alcanzar el sueño de la casa propia en tiempos de mayor incertidumbre



El director de Finanzas Corporativas de OpenBBK, Álvaro Acosta, explica que hoy el panorama económico, el alza de tasas y las políticas de financiamiento más restrictivas han complejizado las condiciones de financiamiento para quienes buscan su primera vivienda, para lo cual Acosta puntualiza que para lograrlo hoy es necesario crearse un perfil comercial atractivo para las instituciones financieras.

Santiago, 23 de marzo de 2022.- Hace casi 20 años, existían bancos en el país que ofrecían créditos hipotecarios de hasta un 110% de financiamiento con 30 años plazo, inclusive 40 años en algunos casos. Hoy, la inestabilidad económica global y políticas públicas que derivaron en la descapitalización del financiamiento a largo plazo han cambiado las condiciones para adquirir una vivienda, dificultando aún más el sueño de la casa propia.

Pese a este nuevo contexto, el director de Finanzas Corporativas de OpenBBK, Álvaro Acosta, es optimista enfatizando que si bien las condiciones crediticias para adquirir una vivienda están cada más restrictivas, también explica que las personas pueden mejorar su perfil comercial ante los bancos con acciones claves dentro de sus finanzas, tales como visibilizar el mayor patrimonio (bienes) que les sea posible, complementando renta, administrar recursos para cumplir con el pie, entre otras estrategias que le permitirán mejorar sus probabilidades de obtenerlo y con mejores tasas.

“Es sabido que el mejor cliente para un banco e institución financiera es el que no necesita financiarse”. Es ese cliente el que será mejor calificado según los requisitos bancarios y por lo tanto será menos riesgoso para el banco, consecuente con ello, el banco le dará mejores condiciones en sus créditos”, indica el ejecutivo.

“Si consideramos esta premisa es importante que cada postulante a un hipotecario o a cualquier tipo de producto crediticio, mantenga un perfil con el mayor respaldo de patrimonio posible y con el mínimo riesgo en sus ingresos y comportamiento de pago histórico, actual y futuro. Actualmente, las condiciones ideales en que la entidad crediticia podría otorgar sería un financiamiento hipotecario son de un 80% sobre el valor de la propiedad a 25 años plazo como máximo, y donde la cuota mensual del dividendo no podría sobrepasar el 25% de los ingresos mensuales del cliente”, explica Acosta.

Por ello, el especialista entrega las siguientes recomendaciones y pasos a seguir para mejorar el perfil crediticio de quienes desean adquirir una propiedad o calificar para un crédito:

1.- Estabilidad y Solidez laboral: Evidenciar responsabilidad, confiabilidad y compromiso. Los períodos de cese de trabajo o lagunas laborales son un factor de riesgo en cuanto a las decisiones que toman los bancos. Por lo mismo, la mayoría de las entidades financieras exigen demostrar antigüedad laboral de al menos un año. Debes demostrar que eres una persona que sólo cambia de trabajo cuando tiene razones para hacerlo. Además se debe considerar otro punto importante, a no ser que el independiente tenga ingresos y patrimonio muy alto, generalmente es mejor evaluado un empleado con títulos y grados profesionales y que trabaje para una empresa grande y mejor aún que el empleador sea una multinacional. El sistema de evaluación de riesgos del banco perfila mejor a clientes con estabilidad laboral (contratado como empleado) y que la empresa para la que trabaja sea grande o de nivel internacional. Así como también son mejores calificados como sujetos de crédito carreras profesionales como Medicina, Ingeniería Civil, Abogacía, entre otras.

2.- Patrimonio, No se guarde nada para acreditar: Son todos los bienes con valor monetario que existan en el núcleo familiar o del postulante, es decir auto, casa, terrenos, inversiones de todo tipo incluso seguros con ahorro, APV, entre otros. Para obtener un hipotecario o cualquier financiamiento este aspecto será fundamental. Es importantísimo reunir todos los bienes que se puedan acreditar, pero todos, no debes dejar de informar activos que aporten a que el banco pueda comprobar que haz podido y puedes ahorrar para comprar activos. Inclusive, si cuentas con un automóvil y deseas venderlo para un pie, es preferible que no lo vendas, de momento, para que éste pueda ser incluido como parte de tus activos y así disminuir tu riesgo. Algunos bancos incluso descartan a clientes que a cierta edad no tengan un patrimonio mínimo según sus requisitos internos.

3.- DICOM o SINACOFI: Para las instituciones financieras es importantísimo que el cliente que postula a algún crédito demuestre un buen comportamiento de pago, es decir, si tiene deudas, estas sean pagadas puntualmente y no con morosidades. Ahora bien, si quieres pedir un préstamo estando en DICOM, lo primero que debes hacer es intentar salir de allí para luego obtener el certificado donde aclara la salida del registro de morosos. Es importante que acudas a tu banco o a cualquier institución acreedora y obtengas este certificado de cancelación de toda la deuda. Pese a esto, el experto advierte que, aunque muchas de las deudas bancarias prescriben legalmente a los 5 años, éstas no se borran de los sistemas internos de los bancos, de ahí la importancia de siempre cumplir al día con estas deudas, en consecuencia, es clave que tu historial financiero esté inmaculado y así poder demostrar que eres un “buen pagador”, siempre será fundamental para proyectar tu condición financiera futura.

4.- Acreditar mayores ingresos: Si el ingreso principal o del titular no es suficiente, lo puedes completar con el de tu cónyuge, pareja o tal vez un aval también puede ser un buen argumento para lograr una aprobación. Otras opciones también son acreditar todos los contratos de prestación de servicios que tengas junto con sus boletas de honorarios para que el banco pueda ver realmente cuanto eres capaz de generar en ingresos totales familiares. Contratos de arriendo de propiedades a tu nombre, ingresos declarados por retiros de sociedades donde participes, intereses percibidos por concepto de inversiones financieras también pueden aumentar las posibilidades de que la entidad financiera te otorgue el crédito o te ofrezca mejores condiciones.

5.- El pie: Contar con al menos un capital inicial para la compra de tu vivienda será relevante para dar cuenta de tu capacidad de ahorro. Además que un buen pie te permite reducir el monto total del crédito a solicitar, valor de cuota mensual a pagar, etc. También un menor porcentaje de financiar tiende a mejoras las condiciones del crédito como la tasa. Como es condición fundamental acreditar un pié para solicitar un hipotecario y si no existe la capacidad de ahorro para ello, podría ser una opción tomar una deuda de corto plazo en alguna institución donde no salga la deuda en el sistema financiero, eso si, antes de hacer todo esto debes calcular bien si podrás servir estas deudas y no tener el riesgo de caer en insolvencia o morosidad que rapidamente te convertirá en un cliente poco apetecido por la banca.

Con todo esto, surge con real importancia el dicho “como te ven, te tratan”.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Te pillamos pu\'compadre !!