Arquitecto del proyecto Hábitat determinó que el desierto de Tarapacá posee locaciones ideales para la instalación de un centro de investigación avanzada

En plena Pampa del Tamarugal en el desierto más árido del mundo, de acuerdo con el Arquitecto norteamericano Michael Fox, podrían instalarse hábitats de ambientes extremos para el desarrollo de investigación.

Si bien el desierto de Atacama es reconocido por su aridez  y atractivos turísticos, hoy gracias al trabajo que se viene desarrollando a través de la iniciativa  “Hábitat: Tarapacá se proyecta en investigación de Ambientes Extremos”, financiada con el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Tarapacá y ejecutado por la Universidad Arturo Prat, éste podría además saltar a la palestra por ser el lugar ideal para ubicar hábitats de investigación en ambientes extremos, así lo señaló el investigador y arquitecto Michael A. Fox, quien recorrió la Pampa del Tamarugal, visitando locaciones en naturales para posibles instalaciones

Michael Fox que posee una vasta experiencia y trayectoria en el desarrollo arquitectónico aeroespacial, director de FoxLin Architects, además profesor de arquitectura de Cal Poly Pomona California ha desarrollado su práctica y docencia en proyectos de investigación para el espacio exterior, centrándose en la arquitectura interactiva, la robótica y la fabricación digital, permitiéndole llevar a cabo variados proyectos para la NASA.

Con esa experiencia y en el contexto del proyecto, el profesional visitó el sector del altiplano en Cariquima y en la zona de la depresión intermedia el sector de Canchones y Victoria de la pampa del Tamarugal, precisando que este recorrido le permitió comprobar la viabilidad del diseño e instalación del centro de investigación avanzada, lo que posteriormente será analizado por una empresa local que trabajará con la propuesta del prototipo de hábitat desarrollado por el profesional. Destacó, que el desierto de Atacama por sus paisajes y condiciones extremas es un lugar favorable para instalar un hábitat, lo que confirma el planteamiento y objetivos del proyecto.

PROYECTO

El 2018 nació el proyecto Hábitat, producto del trabajo desarrollado por la Universidad Arturo Prat (UNAP), a través del Centro de Investigación de Medicina de Altura (CEIMA), que estudia las patologías asociadas a la exposición a gran altura. Es así como se inicia  “Hábitat: Tarapacá se proyecta en investigación de Ambientes Extremos”, que tiene por objetivo determinar y preparar las condiciones técnicas para instalar centros de investigación avanzada en la primera región, debido a la geografía y altura sobre el nivel del mar que posee la zona, condiciones ventajosas para analizar la habitabilidad en otros planetas.

Al respecto Karem Arriaza, directora de la iniciativa, señaló que uno de los elementos que hacen más atractivo este proyecto son las condiciones de la región. «Tarapacá experimenta climas extremos, tanto en la costa, depresión intermedia y en el altiplano, sumada a las condiciones geográficas inhóspitas de nuestros paisajes, laboratorios naturales para todo tipo de investigación. Esto nos entrega la oportunidad de responder a una problemática mundial frente a la escasez de centros de investigación y entrenamiento de sobrevivencia, instancias necesarias al momento de explorar otros planetas”.

Agregó que el proyecto está próximo a finalizar, en abril del 2022, siendo necesario continuar con una segunda versión para concretar construcción del prototipo de hábitat, “se requiere tener una etapa dos que permita generar atracción de capital humano, fomentar redes internacionales y nacionales que impulsen la investigación aeroespacial junto con la investigación en zonas extremas, creando soluciones a problemáticas tan relevantes y actuales como la sequía, la agricultura en zonas extremas y las complejidades de salud que conlleva estar expuesto a condiciones límites”.

REUNIONES

La visita del experto contempló reuniones y trabajo en terreno, primeramente con el rector de la Universidad Arturo Prat (UNAP), Alberto Martínez quien manifestó la importancia de impulsar este tipo de iniciativas, que abren un sinfín de oportunidades para la región, destacando el compromiso de la Casa de Estudios en seguir desarrollando ciencia y otros proyectos de investigación a través de la innovación y la tecnología.

Asimismo, se reunió con el Gobernador Regional de Tarapacá, José Miguel Carvajal, quién agradeció su visita y participación en el proyecto. Además, el especialista participó en reuniones con la empresa local ZIMA que se encargará de realizar informe de factibilidad de la propuesta de arquitectura entregada por el experto, y con el equipo del proyecto Hábitat.

OTRAS INICIATIVAS

En el marco del proyecto, se han realizado publicaciones de artículos científicos en revistas de gran trayectoria, firma de convenios con universidades públicas chilenas, capacitaciones y transmisión de conocimientos, el “1er Concurso de Innovación, Ciencia y Tecnología en Hábitat” y la  feria científica ”Hábitat Extremo”,   contando con la presencia de expertos en astronomía, arquitectura y cultivos en gravedad cero y, donde concursaron profesores y estudiantes de séptimo básico y segundo medio de la región de Tarapacá.

Así los jóvenes idearon soluciones de sobrevivencia extrema con proyectos innovadores, recibiendo los equipos capacitación y herramientas de ciencia STEM, mediante talleres online de la Fundación Ecoscience.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Te pillamos pu\'compadre !!