Fiscalía logra condena de dos gendarmes y ocho civiles vinculados al tráfico de drogas en la cárcel

Entre los condenados hay gendarmes, particulares que participaban en la actividad ilícita y familiares y cercanos a los internos que pagaban por ingresar droga o elementos prohibidos.


Tras trece días de juicio oral y con la presentación de numerosa prueba por parte del fiscal especializado Héctor López y los abogados del Consejo de Defensa del Estado, el tribunal oral en lo penal resolvió condenar a diez personas que se dedicaban al ingreso de drogas al interior del recinto penitenciario, incluyendo a dos funcionarios de Gendarmería.


En el juico se dio por acreditado que gracias a una investigación realizada por la Fiscalía junto a la Agrupación MT-0 de Alto Hospicio de la Policía de Investigaciones, se pudo establecer que el cabo segundo Félix Ramírez Carvajal se dedicaba en forma permanente a ingresar drogas ilícitas y elementos prohibidos a los internos de la cárcel de Alto Hospicio, los que le eran entregados por diversas personas en su propio domicilio o en puntos previamente acordados, a cambio de una retribución económica.


La persona que hacía de enlace entre los familiares de los internos y el gendarme era la acusada Mary López Villalobos, quien recibía la droga y los elementos prohibidos para pasárselos luego a Ramírez Carvajal, cobrando una tarifa de dinero según la especie que harían ingresar.

Entre los otros condenados también hay familiares y cercanos de los internos que entregaron droga y otros elementos prohibidos para que fueran ingresados a la cárcel, cancelando el dinero correspondiente. Esta droga y elementos a veces eran ingresados directamente por Ramírez Carvajal y otras veces, iban al interior de encomiendas de comida. De hecho, el segundo gendarme condenado en esta causa Raúl Morales Gutiérrez, dejó ingresar marihuana y cocaína base al interior de una encomienda dirigida a un interno, supuestamente revisándola, pese a que no le correspondía hacerlo.

En el procedimiento se incautaron 374,39 gramos de cocaína base; 34,05 gramos de marihuana, 6 plantas de marihuana, más de un millón 352 mil pesos en efectivo, algunas municiones y balanzas digitales.

Luego del juicio, el tribunal resolvió condenar a los dos gendarmes y a siete civiles por los delitos de cohecho/soborno y tráfico de pequeña cantidades de droga, mientras que una décima persona fue sólo condenada por microtráfico de drogas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!