Servicios Locales de Educación Pública preocupan a profesores

Opinión: Jefe DAEM, profesor Manuel Castillo Lock

A contar de enero de 2022 los establecimientos públicos de educación dependientes de las municipalidades de las comunas de Iquique y Alto Hospicio, exceptuando los dependientes de las comunas de la Provincia del Tamarugal deben incorporarse al Servicio Local de Educación Pública donde un total aproximado de 150 funcionarios que trabajan en la Cormudesi de Iquique y el DAEM de Alto Hospicio, en primera instancia quedarían reducidos al 50% con peligro inminente de cesantía, salvo los que tengan un antigüedad laboral de 7 años a la fecha. Junto con la Región de Tarapacá, también se ve afectada la Región de Antofagasta con el Servicio Local de Educación Pública de Licancabur, que comprende las comunas de Calama, Ollagüe, San Pedro de Atacama, Tocopilla y María Elena

Un poco de historia
En 2017 se practicó la última reforma al sistema educativo de importante envergadura. Efectivamente, la gratuidad en la educación inicial, escolar y parte de la educación universitaria fue acompañada de una reforma al sistema de selección y de un proceso de “desmunicipalización” en virtud del cual las municipalidades dejan de ser sostenedores de los colegios, a través del alcalde, y esta calidad es entregada a los 70 nuevos Servicios Locales de Educación, los que, de conformidad con el artículo 16 de la Ley N° 21.040, son órganos públicos funcional y territorialmente descentralizados, con personalidad jurídica y patrimonio propios, relacionados con el Presidente de la República a través del Ministerio de Educación para actuar como sostenedores de los establecimientos del Sistema de Educación Pública que les corresponda según una distribución territorial.

Este nuevo esquema administrativo implica un cambio muy importante en el mecanismo de funcionamiento de los establecimientos públicos y obedece a la asunción de la permanente crítica que hubo en relación con las distintas capacidades de los distintos municipios para hacerse cargo de las escuelas. Así, las diferencias entre comunas de bajo presupuesto y aquellas de alto presupuesto fueron un tópico constante en la más reciente discusión sobre mejoras al sistema educativo, por lo que se decidió centralizar en esta nueva institucionalidad la administración del sistema escolar. Además, el nuevo entramado de instituciones contempla la Dirección de Educación Pública, como servicio público coordinador y director de la red de Servicios Locales, los Consejos Locales de Educación, como organismos que colaboran con el Servicio Local y el Comité Directivo de cada Servicio Local, que supervisa su adecuado desarrollo estratégico y su rendición de cuentas.

Este procedimiento gradual, implica que los Servicios Locales serán implementados paulatinamente. A la fecha, hay 11 SLEP instalados a lo largo del país. Según opinones de un estudio de la UC, la conformación de los equipos de cada servicio local, ha sido mucho más complejo de lo esperado para poder encontrar y seleccionar un buen líder, y un equipo capacitado para asumir esta gran tarea. El traspaso desde los municipios al SLEP, donde hay problemas importantes de formación administrativa y académica incompleta, dotaciones que no corresponden a la realidad, e infraestructura cuya propiedad no está acreditada.

“A producto de esto, nos levantan una alerta y obligan a tomar todas las medidas necesarias para contrarrestar estas complejidades y otras que puedan surgir en el camino”, comentaron el Director del Centro der Políticas Públicas de la U. Católica, Ignacio Irarrázabal, y el investigador del mismo, Nicolás Muñoz.

La pandemia que vivimos agregando las dificultades económicas ha frenado este proceso que afectaría a las personas, porque se supone que se desvincularía a un alto número de funcionarios que se desempeñan en los DAEM de cada municipalidad, porque obliga a desvincular y dejar en calidad de desempleados a miles de personas en todo Chile. Por lo mismo los dirigentes han sostenido conversaciones vía plataforma con autoridades del MINEDUC, parlamentarios, y hace pocos días con la presidenta del Senado, Yasna Provoste Campillay. Los profesores no se oponen al cambio, sino a que piden que el proceso sea mejor estudiado, y por el momento postergado en su ejecución.

En resumen creo oportuno, entonces, pensar en una eventual suspensión, postergación y modificación del proceso, para poder obtener las conclusiones más relevantes de aquellos ya iniciados, pero por sobre todo con el objeto de impedir que la situación de pandemia afecte gravemente sus resultados, como podría ser el caso de los despidos masivos en plena situación de alerta sanitaria y crisis económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!