Autoridades regionales presentaron trabajo regional de Desafío 100+100

Minvu compromete el cierre de seis campamentos y mejoramiento sanitario en otros 15 asentamientos precarios

• Seremis de Vivienda y Urbanismo, de Desarrollo Social y Familia, junto a director de Serviu, realizaron anuncio durante visita inspectiva al proyecto Nueva Esperanza, donde se construyen 156 departamentos para familias de campamento


Iquique, marzo de 2021.- La entrega de solución habitacional a 521 familias residentes en seis campamentos de la región, además del mejoramiento transitorio de las condiciones sanitarias en otros 15 asentamientos de Alto Hospicio y Pozo Almonte, en espera de la entrega del beneficio definitivo, es el compromiso que el Minvu ejecutará durante este año, en el marco del “Desafío 100+100”. La iniciativa que lidera la cartera busca al término del 2021 cerrar cien campamentos a nivel nacional y mejorar en forma provisoria las condiciones de vida en otros 100 asentamientos precarios, conforme al Catastro Nacional de Campamentos del Minvu.


Al respecto, el ministro Felipe Ward, precisó que esta meta de gestión permitirá sobrepasar el promedio anual histórico de 61 cierres de campamentos entre 2011 y 2019, a 100 en 2021. “Como Minvu, en promedio en los últimos años hemos gestionado el cierre de cerca de 60 campamentos y gestionar el cierre implica dar una solución habitacional, no desalojar, por lo que con la primera parte de este plan buscamos gestionar el cierre de 100 campamentos por año, lo que esperamos que continúe como política pública en el próximo Gobierno, y así gestionar el cierre de 400 campamentos en los próximos 4 años. Y la segunda parte es dotar de habitabilidad primaria a tomas y campamentos: agua, luz y alcantarillado y en general, medidas que mejoren su calidad de vida mientras se desarrolla su proyecto habitacional”, indicó el Secretario de Estado.


La presentación en la región fue realizada por los seremis de Vivienda y Urbanismo, Carlos Prieto; de Desarrollo Social y Familia, Katherine Aliaga y el director de Serviu, Juan Manuel Torres, durante una visita de inspección al estado de avance del proyecto habitacional Nueva Esperanza, donde se construyen 156 viviendas para familias de asentamiento precarios de la región.
“Junto a Serviu, Mideso y otros actores públicos y privados, estamos trabajando desde el 2018 en la Mesa Campamento, donde abordamos la temática de asentamientos precarios desde un punto de vista integral, multisectorial y humano. Es una realidad que el déficit habitacional afecta tanto a las familias de campamentos como a las que viven de allegados o arrendando, y como Ministerio de Vivienda, hemos fortalecido el trabajo con los distintos comités de vivienda, tanto de la línea regular como de campamento, los que también llevan mínimo, diez años esperando una solución. El Desafío 100+100 define para este último año de gobierno la gestión de nuestra cartera en esta temática, con el cierre de 6 campamentos en Tarapacá y el mejoramiento de las condiciones mínimas de habitabilidad en otros 15 asentamientos”, explicó el seremi del Minvu, Carlos Prieto.


Por su parte, la seremi de Mideso, Katherine Aliaga, relevó la atención de este sector altamente vulnerable. «Como Ministerio de Desarrollo Social y Familia, estamos muy contentos de acompañar al Minvu hoy en la presentación de esta importante iniciativa, que sabemos que va a ir en ayuda de muchas familias que lo necesitan. De nuestra parte y como ha sido habitual, establecemos el compromiso de seguir aportando en esta materia, como parte de la Mesa de Campamentos. Además, valoramos tremendamente la posibilidad de mejorar la habitabilidad en asentamientos de la región, mientras seguimos trabajando en entregar una solución definitiva a tantas familias”, precisó.


EJECUCIÓN
Actualmente, Serviu está desarrollando tres proyectos habitacionales asociados a la línea campamento, beneficiando a un total de 336 familias.
“Este año tenemos el desafío de cerrar seis campamentos, de los cuales dos son radicaciones y las restantes, relocalizaciones. Vamos a administrar un presupuesto récord en esta línea, para lo cual estamos fortaleciendo a los equipos y esperamos cumplir esta meta, a pesar de la situación de Covid que nos afecta. Recordemos que las obras Serviu se han mantenido activas, gracias a la implementación del protocolo sanitario correspondiente, entregado el año pasado por el Minvu al inicio de la pandemia, reforzado también por cada empresa constructora”, precisó.
Respecto del proyecto Nueva Esperanza, el director informó que éste alcanza el 26 % de avance, lo cual es muy positivo para las 156 familias que realizaron la primera piedra en diciembre pasado. Las familias beneficiarias corresponden a los campamentos Esperanza, Con Fuerza, Jesús de Nazareth., San Martín y Tercera Esperanza.
El conjunto habitacional considera la construcción de 10 blocks de hormigón armados, con departamentos de 61 mts2, además de accesibilidad universal, estacionamientos, sede social, zonas de juego y máquinas para ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!