ACUERDO DE ESCAZÚ SERÁ PRIORIDAD PARA EVENTUAL GOBIERNO SOCIALISTA

La Presidenta Regional del Partido Socialista, Patricia Pérez Zamorano, señaló que los acuerdos para proteger nuestro medio ambiente serán prioritarios en un eventual gobierno de la candidata presidencial del Partido Socialista Paula Narváez.


Pérez Zamorano, indicó que la candidata presidencial priorizó dentro de sus primeros compromisos en materia de política exterior, la adhesión al Acuerdo de Escazú, que es un tratado para los países de América Latina y el Caribe que es fundamental para enfrentar la crisis ambiental y climática, en beneficio del medio ambiente, la equidad y los derechos humanos.


Señaló que el compromiso consiste en que en los primeros días de gobierno se enviará al Congreso Nacional el texto del Acuerdo de Escazú para su aprobación parlamentaria y posterior adhesión a este documento, que refleja los elementos del principio de justicia ambiental que regirá la política internacional de nuestro país.


Suscribir a este acuerdo es realmente necesario, estamos atravesando una crisis climática sin precedentes por lo que debemos trabajar la situación ambiental de manera urgente, es necesario fortalecer la participación de la ciudadanía respecto de asuntos ambientales y de la protección a los y las defensoras de los derechos ambientales, recordemos que nuestro país asumió un rol de liderazgo durante el proceso de elaboración del acuerdo.


ACUERDO DE ESCAZÚ
El Acuerdo de Escazú es el acuerdo regional sobre el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe.


La inquietud de la región América Latina por suscribir este Acuerdo fue planteada por primera vez en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), realizada en 2012. Basándose en el Principio 10 de la Declaración de Río, busca asegurar que toda persona tenga acceso a la información, participe en la toma de decisiones y acceda a la justicia en asuntos ambientales.


A partir de la Declaración de Santiago de 2014, durante el Gobierno de Michelle Bachelet, 24 países de la región iniciaron formalmente el proceso de negociación del Acuerdo, con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), como Secretaría Técnica para elaborar un proyecto de texto y organizar los trabajos de análisis.


La importancia del Acuerdo de Escazú radica en que América Latina ocupa el primer lugar en niveles de riesgo para los defensores. La falta de información ambiental de los Gobiernos y la falta de participación de la ciudadanía en la toma de decisiones en materia ambiental. La forma en que se ha devastado la naturaleza y violado los derechos humanos. Es el único acuerdo jurídicamente vinculante derivado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) y el primer tratado sobre asuntos ambientales en América Latina y el Caribe.


El Acuerdo de Escazú, busca la promoción del libre acceso a la información pública en materia ambiental por parte de la ciudadanía de los Estados parte. Promueve una mayor participación ciudadana en decisiones ambientales. Fomenta la participación ciudadana en procesos de toma de decisión sobre el desarrollo. Reconoce la figura de defensor de derechos humanos en asuntos ambientales. Propone prevenir, investigar y sancionar todos los ataques contra defensores de los derechos ambientales y es el primer tratado internacional que contempla medidas específicas para protegerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!