Teck estrenó centro de operaciones de yacimientos en Tarapacá desde Santiago

La minera canadiense presentó sus nuevas instalaciones en Las Condes desde donde pretende operar sus perforadoras y camiones de transporte en Quebrada Blanca, a cientos de kilómetros de distancia.

La minería en nuestro país sigue innovando y esta vez sorprende con un centro de operaciones que desde Las Condes, Región Metropolitana, espera ejercer funciones en la mina Quebrada Blanca a varios cientos de kilómetros de distancia.

Desde un edificio en la comuna capitalina la empresa Teck opera a distancia, con expectativas de funcionar desde la extracción hasta la llegada del producto al puerto de manera totalmente remota.

Mario Ortiz, gerente de Operaciones Integradas Quebrada Blanca, afirma que con este centro tendrán la posibilidad de operar toda su cadena productiva, “incluyendo distintas tecnologías como camiones autónomos, perforadoras teleoperadas, información en tiempo real, lo que nos va a permitir tomar decisiones que sean mejores para el negocio”.

Actualmente, este sistema de operaciones controlado en Santiago, pero que funciona en Tarapacá aún se encuentra en marcha blanca.

El ministro de Economía, Lucas Palacios, afirmó que más que absorber y eliminar puestos de trabajo, “lo único que hace la tecnología es provocar una mayor productividad y nuevos puestos de trabajo”.

“Eso es lo que estamos observando con esta nueva digitalización que se ha acelerado en todo el mundo y también muy fuertemente en nuestro país”, continuó el jefe de la cartera de Economía.

La compañía canadiense de recursos -cuyas operaciones también cubren Perú- comparte su participación indirecta en Quebrada Blanca (60%) con la japonesa Sumotomo Metal Mining (30%) y la chilena Enami (10%).

Al evento también asistió el embajador de Canadá en Chile, Michael Gort, quien dijo que en su nación reconocen “la importancia del sector minero, que ha contribuido muchísimo en el desarrollo de nuestro país”.

“Distintos países compiten con el nuestro para poder atraer capitales y poder desarrollar estos proyectos que tanto bienestar y desarrollo pueden generar a nuestro país“, complementó el ministro Palacios.

Esta operación a rajo abierto produce cátodos de cobre a través del procesamiento en su planta, resultado que es trasladado hasta Iquique para ser exportado. Sus trabajadores pertenecen a diversas ciudades del norte de Chile, como Iquique, Arica y Santiago.

En el futuro se aplicará un sistema de control remoto de los camiones de transporte del mineral, de manera que esas labores ya no serían realizadas por un trabajador.

En el lado positivo, destacó el ministro de Minería y de Energía, Juan Carlos Jobet, “abre una oportunidad de que la minería baje su huella de carbono, y así quedar en mejor posición para competir en mercados globales que son cada vez más sensibles a la huella de carbono de los productores, y además va a ayudarnos a acelerar el desarrollo de esta industria que tiene un enorme potencial para Chile”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!