Funcionarios de Bienes Nacionales se capacitan en manejo de dron para fiscalizar áridos

Las SEREMIS de Bienes Nacionales de la Macrozona Norte, ahora cuentan con un importante insumo que permitirá mejorar la labor fiscalizadora, gracias a que el MBN entregómodernos drones para cada región, que apoyarán la detección de puntos de extracción ilegal de áridos. 

El mes pasado los fiscalizadores participaron de una capacitación para conocer su uso y esta semana se reforzaron los contenidos en terreno a través de vuelos programados en distintos puntos de la región.

Según explicó el fiscalizador Esteban Skármeta, a cargo de la instrucción, se revisó el software para el correcto uso de este dispositivo, cuyo principal objetivo será aportar con lascubicaciones de las cantidades de áridos extraídos, al existir mayor precisión de las superficies explotadas.

Esto a su vez, según el profesional, permitirá controlar la actividad de quienes cuentan con trámites de arriendo con Bienes Nacionales, verificando que solo exploten las cantidades del contrato y no se excedan en las áreasautorizadas. Asimismo verificará que las empresas a las que se les rechazó su solicitud –por no cumplir con las exigencias-no operen ilegalmente.

La medida se adoptó a raíz de esta creciente práctica en toda la Macrozona Norte. En Tarapacá, durante 2019 se detectaron más de 55 puntos de extracción ilegal en las diversas fiscalizaciones efectuadas, lo que permitió regularizar 23 faenas. 

Este año, a la fecha se han interpuesto en las fiscalías de Iquique y el Tamarugal, 13 denuncias por extracción en distintos puntos de la región, que comprenden 178 hectáreas afectadas, por eso la importancia en mejorar los mecanismos de fiscalización.

Las empresas que incurren en estas prácticas tienen distintos modus operandis, siempre argumentando que los ampara cierta legalidad, ya que afirman contar con permisos y/o contratos con el Fisco, en circunstancias que éstos tienen otros fines, se exceden en la cantidad de metros cúbicos o recién han iniciado un trámite que debe ser objeto de evaluación y en el peor de los casos tramitan arriendos que no pagan.

Por tanto, realizan una acción sin permiso de ocupación, ni contrato oneroso, lucrando con un inmueble fiscal, para luego vender dichos materiales a diversas empresas de la zona, para lo cual deben idear un sistema para evadir impuestos. 

Sobre este punto, la seremi de Bienes Nacionales de Tarapacá, Pilar Barrientos, es clara al señalar que las penas por hurto podrían ser extensibles en conformidad de la ley 20.393 sobre responsabilidad penal de personas jurídicas, por lo cual se constituirían en receptadoras.

Esta práctica, no solo vulnera la propiedad, sino también la norma medioambiental, por lo tanto no es casualidad que las peticiones de permisos de ocupación y contratos de arriendo de estas empresas, sean inferiores a cinco hectáreas o por extracciones inferiores a los 10 mil metros cúbicos al mes, para evadir el sistema de evaluación de impacto ambiental previsto en la Ley 19.300. Instrumento necesario para cautelar que las operaciones no se situarán en cursos de evacuación de aguas o afectarán a poblaciones cercanas y enmuchos casos, este delito va acompañado del daño patrimonial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!