AFP se preparan para eventual retiro de fondos de pensiones y advierten complejidades

A toda máquina avanza en el Congreso el proyecto que busca que las personas puedan retirar fondos de pensiones para enfrentar esta crisis. Este miércoles la iniciativa fue aprobada en la Cámara de Diputados, y el viernes a las 10.30 empezará a ser vista en la Comisión de Constitución del Senado, para el lunes despacharlo a sala, cuenta el presidente de la instancia, Alfonso de Urresti (PS).

El proyecto establece que cada afiliado podrá retirar el 10% de su AFP, con un mínimo de $1 millón y máximo de $4,3 millones, por lo que la Superintendencia de Pensiones estimó en casi US$20.000 millones el total que tendrían que entregar las AFP en caso de que todas las personas retiren el máximo posible, lo que significa liquidar el 9,9% de los fondos de pensiones.

Con estas cifras en mente, fuentes de la industria comentan que algunos directorios de AFP ya han encargado a sus gerencias que se preparen para un eventual retiro de fondos, sacando cálculos y viendo los dos temas que hoy estiman son los más complejos: cómo funcionaría la entrega de estos fondos desde el punto de vista operativo, y de qué forma se hará la liquidación de activos de casi el 10% de sus carteras. Para ello, dicen, requerirán de lineamientos que entregue la Superintendencia de Pensiones, y ya están solicitando reuniones.

Advierten que las trabas son varias, pues el proyecto no establece mecanismos, y nunca han tenido que hacer depósitos de esta envergadura. Es más, tampoco habrían existido depósitos de este nivel en el país, con excepción de la compensación del tissue, que se realizó en varios meses, versus los diez días en que tendrán que hacerlo las AFP. Pero los montos a transferir en esta oportunidad serían bastante mayores, ya que en la compensación por el tissue fueron unos US$158 millones, es decir, un 0,79% del monto que podrían transferir ahora.

El primer problema que ven las AFP, es que no tienen los datos de las cuentas bancarias de todos sus afiliados, aunque comentan que debido al coronavirus ya han avanzado bastante en hacer pagos digitales a sus pensionados. Pero lo más complejo, es que no todos tienen cuenta bancaria. A esto se suma que la crisis sanitaria impide que las personas puedan asistir físicamente a sucursales para retirar dinero. Además, mediante un sistema tendrán que validar la identidad de millones de personas para entregar el dinero sin errores.

“En cuanto a la implementación, lamentamos la falta de análisis del proyecto en cuestión, puesto que se pone en riesgo la salud de las personas. Vemos con mucha preocupación que, en caso de aprobarse este proyecto, ni siquiera se está considerando algo tan importante como los riesgos de contagios masivos. Esto debido a que el sistema previsional (a diferencia del Estado) no cuenta con la información necesaria para ejecutar el pago de forma segura”, dijo ayer el presidente de AFP UNO, Ignacio Álvarez.

👉🏻 Síguenos en www.instagram.com/tarapaca247.cl/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!