Brote de peste negra: Mongolia cierra sus fronteras con Rusia y mantiene aislada a su población

Gran preocupación ha generado este nuevo brote de peste negra, y la muerte de dos personas por la misma causa, en Mongolia. Ante este panorama, las autoridades de ese país han introducido medidas de aislamiento en la ciudad de Tsetseg, que incluyen el cierre de sus fronteras con Rusia.

Los casos se produjeron en la provincia de Hovd, en el oeste del país, mismo que ahora se encuentra completamente cerrado, ante una posible propagación de la enfermedad, informó el Centro Nacional para las Enfermedades Zoonóticas, según medios rusos.

Pruebas y testeos en la ciudad

Tras la muerte de la pareja de 27 años de edad, más de 150 personas fueron sometidas a pruebas, por haber tenido un contacto estrecho con las víctimas de la peste negra, además tomaron muestras de otras 500 personas con las que pudieron haber estado cerca, aún sin conocerse, según consignó RT en su página web.

La cuarentena y el cierre de fronteras no es algo nuevo para Mongolia, ya que en 2019 también cerró el paso fronterizo con Rusia. Tal acción fue motivada porque el país estaba supuestamente experimentando un brote de la «peste de la marmota», la que causó la muerte de turistas rusos que consumieron la carne del roedor.

A pesar de que la caza y el consumo de la especie están prohibidos por restricciones sanitarias, es habitual que la población mongoliana se alimente de ella.

Síntomas de este letal virus

La peste negra data del siglo XIV y se trata de una enfermedad que se origina de una bacteria llamada yersina pestis, que existe en los roedores. En ese año, la enfermedad se propagó luego que varias pulgas que se habían infectado de estos animales, picaran a humanos y los contagiaran de inmediato.

Una vez que la persona se contagia con la peste negra, comienza a experimentar síntomas como la inflamación de los nódulos del sistema linfático en las ingles, axilas y cuello junto con fiebre alta y supuraciones. Esto podría representar un grave peligro para el organismo del ser humano.

En el caso de las dos personas fallecidas ayer, el contagio ocurrió luego que la pareja ingiriera carne cruda de marmota, misma que estaba infectada con la enfermedad. De inmediato comenzaron a presentar síntomas y, en el caso de la mujer, sus pulmones quedaron con severos daños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Te pillamos pu\'compadre !!